Psicología general

Ansiedad y Neuroplasticidad

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es una patología muy común y habitual en el siglo XXI, que requiere inferir el límite entre la ansiedad normal y patológica, o más bien analizar cuando es una situación común  y cuando el estrés diario y la ansiedad que se experimenta es patologíco.

Es decir, el sufrimiento frecuente, duradero es perjudicial para el desarrollo de las relaciones y las actividades diarias, que hace cambios y ajusta los patrones como una tarea principal, evitando así el progreso de la enfermedad, así como las comorbilidades que puede acompañarlo, requiriendo el aporte de neuroplasticidad , definiendo la importancia de este tema.

¿Qué es la neuroplasticidad?

Neuroplasticidad es el nombre dado a la capacidad del cerebro para aprender y reprogramar.

Lo que favorece la comprensión de que, de la misma manera que ocurre el aprendizaje y la traducción de experiencias que pueden provocar traumas y patrones de comportamiento desajustados y patológicos.

Existe la posibilidad de, mediante el aprendizaje de técnicas y la alimentación de la mente, a través de mensajes positivos, gestionar la superación de traumas y la adopción de nuevas actitudes ante las situaciones.

Por lo tanto, vale la pena preguntarse cómo la neuroplasticidad contribuye a mejorar la TAG.

La importancia de la neuroplasticidad tiene relevancia justificada por la definición de un proceso de rehabilitación neuropsicológica o psicoterapia, que se basa en la capacidad de insertar cambios en la estructura del sistema nervioso, cambiando sus funciones a través de nuevos patrones de experiencia, conjeturas de efectos que impactan la reducción y minimización del trastorno de ansiedad generalizada.

Con conceptos y técnicas que favorecen concepciones y evaluaciones desde perspectivas estructurales (configuración sináptica) o perspectivas funcionales (modificación del comportamiento).

Posibilidades de intervención

Dadas las consideraciones de que el cerebro ya no se considera un órgano estático, con actividades pre-moldeadas, estrictamente bajo el orden genético, favoreciendo, como lo define Merzenich (2013).

La creación de nuevos circuitos y conexiones neuronales en el proceso que responde a los estímulos y experiencias, surgen nuevas posibilidades de intervención, basadas en logros en vista de los resultados logrados a través de cambios funcionales.

En este proceso, hay posibilidades de recuperación y desarrollo de habilidades perdidas como resultado de lesiones, envejecimiento o enfermedades, según Merzenich (2013), manejando el uso de estrategias para que, con simplicidad, los profesionales y las personas comunes puedan usar la plasticidad cerebral para tomar el control y mejora tu calidad de vida.

El cerebro ahora está programado para recibir nueva información y hacer los cambios necesarios, de acuerdo con Merzenich (2013)

A través de experiencias y actividades experimentadas y dirigidas, mejorando las habilidades, modificando el cableado cerebral compuesto de sinapsis o conexiones neuronales, seleccionando la información que formar las conexiones que apoyan el desarrollo de comportamientos y habilidades.

Al obtener una serie de beneficios que alteran y regulan todo el funcionamiento del cerebro, comienza a proporcionar nuevas operaciones para el funcionamiento de los mecanismos, mejorar y desarrollar habilidades y, aún más, según Negretti (2016), renovando todo el sistema cerebral, a través de cambios físicos y, en consecuencia, químicos, generando una complejidad de recursos cerebrales, generando avances y retrocesos, de acuerdo con la realización de su uso.

El poder del cerebro

Según Merzenich (2013), el cerebro opera de manera limitada por el medio ambiente y se puede mejorar progresivamente a medida que se entrena, ya que recibe información a través de actividades que dirigen la búsqueda de un alto rendimiento, volviéndose más preciso con el tiempo y práctica habitual de alimentar información que satisface la necesidad de desarrollo.

También según Gomes (2018), cuanto mayor sea la práctica, mejor será el sistema cerebral, coordinando los diferentes sistemas existentes, combatiendo los síntomas de estrés y ansiedad, retrasando los efectos del envejecimiento, manteniendo la velocidad de las decisiones y el fluidez en las operaciones.

La representación de la información en el sistema cerebral comienza a determinar cuáles son los nuevos límites, en rendimiento y complejidad, haciendo predicciones de acuerdo con la información recibida y acumulada continuamente a lo largo del tiempo, según Negretti (2016), minimizando las asociaciones con las experiencias de los pasado

Las posibilidades de intervención permiten, como enfatiza Merzenich (2013), la manipulación de la información que eleva el nivel de operaciones y la velocidad de las respuestas, donde ya no existe solo una verdad absoluta.

Sino una serie de alternativas que se procesan rápidamente y fluidez, emergiendo de las posibilidades detectadas, las más plausibles.

Cuando el estrés, la sobrecarga, alcanzan los niveles máximos, causando daños a la rutina del individuo, diagnosticada con trastorno de ansiedad , según Negretti (2016), es necesario administrar el tratamiento, las intervenciones que generalmente se realizan se realizan entre profesionales. especialista y paciente, según posibilidades, preferencias, disponibilidad de tiempo o facilidad de acceso a servicios y técnicas.

Métodos de reducción de ansiedad

Según Wright (2012 p. 167), una variedad de métodos de comportamiento pueden reducir la ansiedad y la tensión y ayudar a las personas a superar sus miedos.

Algunas de las técnicas que enseña el terapeuta son ejercicios de relajación (formas de reducir la tensión muscular y el estrés), imágenes mentales positivas (traer imágenes tranquilizadoras a la mente) y entrenamiento de respiración (aprender a enfocarse en un estilo de respiración relajado para interrumpir ataques de pánico y otras razones de ansiedad).

Establecer objetivos para el cambio, registrar sus esfuerzos, monitorear y registrar experiencias, según Negretti (2016), son algunas técnicas que pueden contribuir a hacer frente a la patología.

Además de la medicación, el profesional acompañante evalúa qué tratamientos complementarios están indicados, tales como: actividad física, meditación, alimentación, homeopatía, yoga, terapia de masajes, acupuntura y psicoterapia.

Cury (2014, p. 37) propone fomentar actividades lúdicas en contacto con la naturaleza, leer libros, aprender música, artes plásticas, artes escénicas.

En resumen, actividades contemplativas, así como usar la técnica DCD : duden de todos sus creencias falsas; Critique cada idea pesimista, cada pensamiento angustiante y determine estratégicamente ser libre, no ser esclavo de los conflictos, tener una mente sana y generosa.

Sweet (2015, p. 17) presenta la técnica Mindfulness : estar presente. Meditación La regularidad es fundamental, es la clave para obtener beneficios.

El poder está en el efecto acumulativo de ralentizar la mente, calmar la ansiedad y los pensamientos repetitivos o perturbadores.

La frecuencia genera estímulos motivadores, mayor y mejor estado de alerta, mejor manejo de los elementos que proporcionan un mayor cambio, según Merzenich (2013), coordinando las fortalezas de las conexiones neuronales, orientadas simultáneamente hacia el aprendizaje y aumentando la confiabilidad.

Por lo tanto, cualquier actividad comienza en el cerebro, todos tienen el mismo potencial de reformulación, todo depende de la dedicación de cada individuo, como señala Gomes (2018), manejando la plasticidad en un cambio constante.

Reformulando las formas irreversibles de cambio en la práctica desde someterse a tensiones, adoptar nuevos hábitos o eliminar los viejos, gestionar la flexibilidad y la mutabilidad.

La remodelación de un órgano fisiológico y estático como el cerebro, como señala Merzenich (2013), debe llevarse a cabo durante toda la vida, activando las conexiones neuronales por frecuencia y repetición, dando lugar a un acto simple o la realización de una actividad solo una vez no tiene efecto en este proceso.

La remodelación debería proporcionar nuevas posibilidades de intervención que resulten en resistencia y aprendizaje permanente, invirtiendo los patrones que generan ansiedad, cambiando los límites y los aspectos esenciales de la vida, según Gomes (2018), manejando situaciones que pueden proponer cambios cerebrales significativos, definitivos y permanentes. mejores condiciones de vida

¿Te gustó el texto? Comparte en tus redes sociales.

¿Es este el momento de buscar ayuda profesional? Por supuesto que sí! 

Recuerda no va a terapia quien tiene problemas, estos los tenemos todos, quien va a terapia es por qué los quiere solucionar.

 

Avatar

PsyAlive, la plataforma de asesoramiento psicológico en línea más grande de América Latina ¡Te permitirá contar con terapia psicológica donde quieras, por medio de nuestra plataforma on line a un costo mucho más democrático.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar