Psicología generalSalud mental

Borderline o trastorno de la personalidad limítrofe: ¿de qué trata?

Powered by Rock Convert

Especialmente a partir de la revolución industrial, la psicología emergió como un importante saber científico. Emergió para ayudar a comprender la nueva sociedad, así fue como acabaron surgiendo los diagnósticos de trastornos como el Borderline.

Para ello, muchos investigadores se dedicaron a estudiar una serie de comportamientos asociados a sufrimientos mentales. Sufrimientos que llegan a niveles que bordeaban lo insoportable (como es el caso del trastorno límite de la personalidad).

De los resultados de las investigaciones en el campo de la salud mental, se descubrió que muchos comportamientos se repetían. Éstos, además, se asociaban a emociones, pensamientos y creencias. Todo ello permitió la caracterización de los trastornos mentales, entre ellos los trastornos de personalidad.

Los trastornos de personalidad afectan varios aspectos de la vida de la persona. En especial el humor, las relaciones interpersonales o afectivas y las emociones. Además, casi siempre se da una sensación de confusión que se acerca bastante a lo que entendemos como locura.

Aunque el poeta esté seguro al afirmar que «de cerca nadie es normal», algunas situaciones traen mucho sufrimiento psíquico en función de la complejidad del torbellino de emociones y comportamientos involucrados.

Entre los casos de trastorno de personalidad se destaca el Borderline, por sus características específicas que alteran varios aspectos de la vida de la persona.

 

¿Qué es Borderline?

El trastorno de personalidad fronteriza o limítrofe se caracteriza por un conjunto de síntomas que traen gran inestabilidad en varios aspectos de la personalidad, como relaciones, auto-estima, afecto y comportamientos (ARNTZ, 2015).

Sus síntomas conllevan una vida muy difícil para las personas con este trastorno. Traen consigo grandes impactos negativos en las relaciones interpersonales y en varios campos de la vida. Tanto en relaciones profesionales como personales.

Aunque gran parte de las personas que lo padecen son realmente inteligentes, acaban abandonando sus estudios y/o trabajos en función de los factores emocionales.

El sufrimiento causado por las características de este trastorno lleva al individuo a responder de forma «exagerada» a situaciones cotidianas. Responden con gran inestabilidad e impulsividad, estando siempre en el límite de explotar. Explosiones que pueden ser dirigidas a otros o a sí mismo, pudiendo ocurrir por ejemplo, intentos de suicidio o automutilación.

Estos episodios de explosión traen consigo una sensación de alivio y placer a corto plazo.

Los estudios de la Asociación Americana de Psiquiatría apuntan que entre el 1,1 y el 2,5% de la población sufre este tipo de trastorno, siendo más predominante entre la población femenina.

El trastorno es más común durante la edad adulta y puede afectar significativamente la calidad de vida del doliente.

Las personas con este trastorno tienen una acentuada inestabilidad emocional, que puede llevar de un extremo de éxtasis a la tristeza – de forma brusca e instantánea, normalmente asociada a sentimientos de rechazo.

Por este motivo, es común la confusión con el trastorno bipolar.

La persona con borderline puede tener dificultades para comunicar claramente sus sentimientos, especialmente en situaciones donde el rechazo es acentuado. Puede haber episodios de automutilación e intentos de suicidio, también ligados a la compulsividad y uso de drogas.

La ansiedad suele afectar fuertemente a personas con trastorno de boderline así como un estado depresivo o de tristeza profunda.

En función de los diversos factores enumerados, el diagnóstico de este trastorno es un desafío para diversos profesionales de la salud mental – incluso los más experimentados-, especialmente por la amplia gama de síntomas que lo componen y que pueden confundirse fácilmente con otros trastornos.

 

¿Cómo diagnosticar una persona con trastorno Borderline?

El diagnóstico puede ser realizado por el psicólogo y/o psiquiatra. Estos profesionales podrán detectar el trastorno a partir de anamnesis específicas. En el caso del abordaje, usarán terapia cognitivo-conductual o la aplicación de métodos como el Diagrama de Concepción Cognitiva.

Es importante resaltar que no existen exámenes para diagnosticar trastornos de personalidad. Casi siempre es necesario un buen profesional de salud mental para reconocer la operación del conjunto de síntomas que actúan en esos casos.

El suicidio es la causa de muerte de cerca del 10% de las personas con este tipo de trastorno, y la principal forma de tratamiento es la psicoterapia, a menudo asociada al seguimiento psiquiátrico. Los medicamentos pueden ayudar a minimizar la ansiedad y la depresión, reduciendo los intentos de suicidio.

La psicoterapia es capaz de contribuir a cambios importantes, icluso a superar, los desafíos traídos por el trastorno borderline. Una de esas formas de contribución es ayudando al paciente a ampliar su autoconciencia. En definitiva modificar comportamientos, a fin de contribuir positivamente en los diversos aspectos de la vida. De esta forma aumenta el proceso potencial creativo y transformador del cliente.

Es muy importante saber que no es posible hacer el auto diagnóstico de los trastornos mentales. Éstos requieren de grandes esfuerzos de los profesionales de la salud para diagnosticarse y normalmente sólo terminan después de algunas sesiones iniciales.

Por lo tanto, si usted percibe que tiene sufrimientos que son insoportables e impiden sus actividades diarias, un psicólogo puede ayudar a cambiar ese cuadro.

Avatar

PsyAlive, la plataforma de asesoramiento psicológico en línea más grande de América Latina ¡Te permitirá contar con terapia psicológica donde quieras, por medio de nuestra plataforma on line a un costo mucho más democrático.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar