AnsiedadEstilo de vidaSalud Mundial

¿Cómo controlar la ansiedad por comer y bajar de peso sin cambios drásticos?

La lucha en contra de la balanza es una de las batallas más comunes desde la adolescencia. Conseguir el peso ideal se ha convertido en una de las peores torturas, a pesar de que en la actualidad se han modificado los estándares de belleza que nos inculcaban que ser bonito se trataba de entrar en una talla S. 

Ahora no se trata de tener la contextura perfecta, sino de conseguir llevar una vida saludable y la Psicología encontró la mejor solución para esta problemática. ¿Quieres saber en qué consiste la llamada “Banda gástrica virtual” (BGV)? ¡Continúa leyendo! 

¿Qué es la BANDA GASTRICA VIRTUAL (BGV)?

Este método se podría considerar como el más moderno, eficaz y perfecto para bajar de peso en forma permanente.

Por primera vez no se le obliga a una persona a someterse a una dieta eterna que le facilite llegar a esa talla que tanto desea, sin que ocurra el efecto rebote

Para que la BGV funciones se deben de utilizar los recursos que brinda la “sugestión hipnótica” y la “Reprogramación Subliminal”, para así llegar a la fuente del problema y, finalmente, conseguir que se disminuya, de forma progresiva y sin esfuerzos sacrificados, el deseo de comer. 

Entonces podemos decir que en la mente,  el lugar en donde aumenta el hambre, se puede satisfacer la necesidad de comer, tal y como sucedería si nos habríamos sometido a una cirugía reductora de estómago a menos de la mitad de su capacidad anterior. 

¡La persona podrá satisfacer su hambre de una manera increíble y saciar tu estómago!

Cortemos con los mitos de la hipnosis:

Cuando se tratan de los mitos, en la sociedad existen muchos. La hipnosis clínica, según la American Psychological Association, consiste en una representación simbólica o virtual, que se puede relacionar con un estado alternativo de conciencia, una especie de contacto con el ser interior y como el mejor recurso para mejorar el estado emocional.

¿Qué no es la hipnosis clínica?

  • Quedarse dormido;
  • Perder la conciencia;
  • Perder el control;
  • Un estado de sumisión y obediencia.

La BGV, lleva adherida con ella, las tres C del cambio que son:

  1.     CLARIDAD: saber cómo pasan las cosas.
  2.     CONCIENCIA: saber cuándo están pasando.
  3.     CONTROL: saber darles dirección a mis conductas.

La BGV, no es una dieta que se rompe, con este método se busca que la persona rompa el prototipo de piloto automático, en cuanto a las conductas para ingerir alimentos, en forma progresiva, es un método para cambiar hábitos y conductas para siempre.

Artigos relacionados

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Verifique também
Fechar
Botão Voltar ao topo