Desarrollo personal

¿Cómo practicar la Asertividad en nuestra Vida?

Qué es la asertividad

La asertividad, se considera un elemento indispensable como modelo para crear mejores relaciones
interpersonales, a través de la expresión directa y acertada, tanto de opiniones como emociones
frente a otra persona, sea negativo o positivo en cualquier situación social.

Ser asertivo es una habilidad social y comunicativa que se encuentra entre la pasividad y la agresividad. Es un punto neutro difícil de encontrar, pero clave para mejor la comunicación en nuestras vidas.  La asertividad implica hacer valer nuestra posición de manera firme y persistente.

Consiste en defender derechos propios, comunicar gustos e intereses de manera libre y clara, sin agredir, ni ser agredido.

Por lo que manifestar la asertividad, expresando lo que sientes, piensas y quieres. Te permite interactuar con personas agresivas y pasivas, al ser una comunicación abierta y directa, aceptando
limitaciones,  al comprender que se acepta o rechaza en su mundo emocional a las personas con
delicadeza, pero también con seguridad.

Sin embargo, ser asertivo se acompaña de la habilidad de “saber escuchar” puede ser difícil de desarrollar que la de comunicarse efectivamente.

Proporciona más autoridad e influencia que esta última, la gente centra su atención en lo que va a decir después de que termine de hablar la otra persona.

Sabemos que escuchar es importante, pero, ¿cuántos de nosotros lo hacemos bien?

Es por ello que, se considera como la primera de las aptitudes que determinan el manejo de las relaciones asertivas, lo que posibilita comprender a los demás, en lo que se incluye percibir sentimientos y perspectivas ajenas, e interesarse por sus preocupaciones.

Por lo que, podemos decir que es sensible a la práctica, debido a que se requiere la capacidad de
mantener un equilibrio entre las diferentes conexiones, como la que mantienes contigo y con los demás.

Pero hay algo importante que preguntarse, se trata de conocer:

¿Qué nos impide reaccionar asertivamente ó ser asertivos?

Por medio de la asertividad, podemos solventar problemas y tener una comunicación eficaz con las
personas.

Aprende a ser asertivo

¿Por qué es tan fácil caer en posiciones agresivas o pasivas en determinadas situaciones?, esto ocurre por dos factores

1. Factores externos: Cuando otras personas, se mueven en dirección de conseguir lo que ellos
necesiten, con presión, utilizando recursos manipulables, amenazas, chantaje emocional y
acusaciones. Situación en la cual se puede reaccionar con enojo ó también utilizar la huida como
pasividad.

2. Factores Internos: La personalidad de cada individuo, las maneras de respuesta a las presiones
externas, las creencias sobre cómo debemos responder y cómo deberían ser los demás, lo cual
determina un resultado. Cuando se presentan las creencias limitantes que impiden ser asertivos
las cuales son:

  • Creer ser perfecto: No tolerar errores propios impide admitir la equivocación para rectificar,ante las críticas reaccionar de manera defensiva.
  • Creer ser fuerte (no mostrar sentimientos): No expresar el sentimiento, lo que impide responder a las palabras de otra persona que te lastiman, pero finges que lo tomas sin importancia, aunque duela.
  • Complaciente (Sin libertad propia): Decir que sí cuando en realidad quieres decir No, impide hacer frente a peticiones abusivas o chantajes en donde no se respetan tus derechos.
  • Darse prisa (no pensar): Significa ceder a las presiones del entorno, te impide hacer una pausa y tomar tiempo para pensar.

En contraposición a esto, tenemos las creencias asertivas en donde se trata de: Aceptar los errores y
aprender a aceptar críticas para mejorar.

Expresa lo que sientes y lo que necesites, puedes decir no sin sentirte culpable, aunque se enoje la otra persona.

También puedes pensar tus decisiones y tomar u tiempo para determinar tu desición, a pesar de que te exijan respuestas rápidas. Por eso es importante conocer y aprender las técnicas
asertivas a continuación

Técnicas de Asertividad para Practicar en la vida

1.- Disco Rayado
Cuando queremos mantener una postura determinada ante otra persona que no para de
insistir en que realicemos lo que quieren, la persona insistirá intentando llevar a su área como
forma de manipulación hasta llegar a un punto para ceder ante la petición.

La técnica frente esta táctica consiste en fijar un argumento que repetiremos una y otra vez ante la insistencia del otro. Por ejemplo, una persona necesita que participes en un acto y tú necesitas descansar. La respuesta del disco rayado, sería: “Muchas gracias por contar conmigo, es un detalle, pero estoy muy cansado y necesito descansar, así que no voy a servir de mucho, en otro momento me encantará apoyarte”.

2.- Hablar de cómo te sientes en lugar de atacar
Normalmente cuando algo nos molesta o pensamos que no respetan nuestros derechos,
solemos usar el “tú”, por ejemplo, “Tú porque no has limpiado nada”. En estos casos, la otra
persona se siente atacada y su respuesta será la de contestar al ataque como protección,
generando una discusión.

En cambio, si hablamos desde el “yo”, diciendo como esa situación te hace sentir, será más fácil crear la empatía del otro y más difícil que termine en un enfrentamiento, pudiendo llegar a acuerdos. Por ejemplo, “me siento agobiada porque la casa no está limpia, ¿Te parece buscar soluciones?”

3.-  Pregunta Asertiva
Se trata de buscar acerca del problema para argumentar o responder de una forma tranquila
a través de la pregunta.  Por ejemplo: ¿Qué te molestó de mí?

4.- Aplazamiento Asertivo
Aplazar la respuesta de la crítica que intenta desafiarte o genera malestar, eliminando el conflicto. Un ejemplo de ello es: “No quiero conversar en este momento”, “Prefiero reservar mi
opinión”.

5.- Banco de niebla
Se trata de encontrar un punto en que ambas personas estén de acuerdo, aunque sea mínimo, y usarlo para mostrar que tienes un nexo que puede servir de base para acercar posturas. Por ejemplo: “estoy de acuerdo en que la situación económica del país todavía no es buena, pero los demás trabajadores del sector cobran más que yo y me gustaría que mi sueldo no estuviera por debajo de lo establecido”.

Considera que, si usas estas técnicas para practicar la asertividad, verás como tu comunicación
con los demás mejora notablemente.

Por otra parte, también lo hará tu discurso interno, que dejará de trabajar con lo que podría haber sido o no, desapareciendo parte de los autorreproches, arrepentimientos y sentimientos de culpa.

Recuerda

“No es lo que haces o lo que dices, es lo quieres ser y cómo lo dices”

Rosalyn Alvarez, psicóloga Clínica.

Rosalyn Alvarez

Psicólogo Clínico, brindando atención dirigido a los adultos, niños a partir de 4 años, adolescentes y parejas. Además de trabajar en el área organizacional, como manejo pruebas psicotécnicas organizacionales, para el proceso de reclutamiento y selección de personal así como evaluación de riesgos psicosociales y laborales.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar