Psicología generalSalud mental

Conoce los 6 pensamientos que te impiden perder peso

No todas las personas pueden perder peso solo con dieta o actividad física. Y para quienes tienen sobrepeso es común tener pensamientos, comportamientos y hábitos que sabotean su proceso de pérdida de peso.

Los saboteadores de la pérdida de peso son patrones de pensamiento, discursos, sentimientos y comportamientos que nos acompañan durante toda la vida y que nos impiden perder peso, ya que nos impiden alcanzar objetivos e intereses todo el tiempo.

Si piensas «tengo hambre». 

Los pensamiento saboteador pueden ser:

  • «¡Qué horrible es esto!»,
  • «¡Debo comer algo, ahora!»
  • «No lo puedo tolerar»,
  • «Tengo que comer». 

Estarás desesperado e irás tras la comida.

Sin embargo, si desafía estos pensamientos con respuestas adaptativas :

  • «Todo bien. Comeré en unas horas. Puedo esperar». 

Te sentirás en control de la situación y terminarás involucrado en otras actividades.

Es a través de este cambio en el pensamiento y el comportamiento que podemos hacer de un estilo de vida saludable un hábito, no un sacrificio.

Tenga la seguridad de que existe una psicoterapia indicada para trabajar con estos pensamientos de sabotaje con el fin de guiarlo a tener éxito en el objetivo de perder peso y mantener el peso ganado.

La forma en que piensa sobre la comida, la alimentación y la dieta influye en su comportamiento y en cómo te sientes. Algunos pensamientos obstaculizan el progreso de su plan de alimentación y el mantenimiento de la pérdida de peso.

La terapia cognitivo – conductual ( TCC)

Este método terapéutico tiene como objetivo promover cambios en los pensamientos y creencias, que son la fuente de reacciones fisiológicas exageradas, sentimientos negativos y comportamientos disfuncionales.

Las personas con trastorno de ansiedad social a menudo tienen pensamientos peyorativos sobre sí mismos, sobre otras personas y sobre el mundo; cargados de palabras superlativas absolutas.

También es efectivo para recuperar peso después del tratamiento. Aprendes que la forma en que piensas afecta la forma en que te sientes. Es decir, los pensamientos afectan el estado de ánimo y pueden ser responsables de su dificultad para perder peso.

Descubrir, entonces, cuáles son estos pensamientos saboteadores, que te hablan todo el tiempo, además de promover un cambio en tu sistema de pensamiento y creencias, produce un cambio emocional y de comportamiento duradero.

6 pensamientos saboteadores

1 – Motivación.

«No comencé la dieta o actividad física, porque no estoy motivado», o «no me siento con ganas»

Estos pensamientos no son válidos, ya que la acción precede a la motivación. Es posible que comience una actividad o tarea incluso si no tiene ganas.

Perder peso es una decisión que debe tomar y este cambio de actitud provocará un cambio de peso. Debe entrenar su mente todos los días para destruir algunos patrones de comportamiento inapropiados, que probablemente se han convertido en hábitos.

2 – No ser capaz de decir que no.

“Me voy a comer otra pieza; ella me hizo este pastel con mucho cariño ”. No puedo negarme «. 

La familia , cónyuge, amigos, compañeros, pueden ser los mayores incentivos en el consumo de alimentos calóricos.

Hay 3 formas de comunicación cuando se trata de habilidades sociales:

1- Puedes ser agresivo:

La persona le ofrece un pedazo de pastel y usted dice: «Eres un idiota» . ¿No te das cuenta de que estoy a dieta? ”. 

2- Puedes ser pasivo:

«No quiero comer, pero comeré para no disgustar a la persona». 

Y está el camino intermedio, que es la comunicación asertiva y la que necesitarás practicar:

«Estoy a dieta» 

«Estoy indispuesto, gracias, pero hoy no voy a comer». 

 «No puedo comer esto porque tengo intolerancia a la lactosa / gluten». 

«Me someto a un tratamiento para bajar de peso y no puedo comer dulces». 

Busque una manera de decirle no a la persona, incluso si tiene que dar lo que recibió a alguien.

De ahora en adelante, diga no de manera asertiva, objetiva y directa en relación con la comida o incluso cualquier otra cosa.

3- La ira y la tristeza.

«Estoy enojado / triste, así que lo que me queda es comer».

Muchas personas creen que comer es la única solución a sus problemas y frustraciones.

De hecho, ¿le gustaría tener el problema original y aún sentirse mal por haber comido demasiado y solucionar otro problema, que es tener kilos de más?

Ten en cuenta que el acto de comer no resolverá tu problema, solo será un placebo a corto plazo. Necesitamos aceptar y lidiar con nuestras emociones negativas de una manera, que no sea solo comida.

4- Estrés

“Estoy estresado. Merezco comer esa pizza, postre o doble ración”.

Necesita prepararse para el estrés y combatirlo.

Aprender a resolver problemas es fundamental, por lo que prioriza las tareas, identifica y modifica los pensamientos que lo sabotean.

5- Abrumado.

“Estoy muy ocupado y no salgo a almorzar. Prefiero pedir una merienda y comer rápido ”. 

Reconoce que eres humano y que tienes límites. Reconsidere el hecho de delegar más tareas y hace un horario diario para ayudarlo a planificar sus actividades y establecer prioridades.

6- Reglas estrictas

«Nunca podré perder peso». Debería haber seguido la dieta hoy, pero no pude «. 

Evite crear reglas estrictas para usted, ya que estas reglas provocan estrés. Se deben imponer reglas más razonables  y progresivas en el tiempo. La practica hace al maestro.

Por lo general, estos pensamientos de sabotaje incluyen palabras como «debe», «tener que» o «siempre», o » nunca», o » cada vez «.

Hágase estas preguntas: «¿Qué le diría a un amigo si estuviera en la misma situación que yo y formulara la misma regla para usted»?

De esta manera, es posible que analice la situación de una manera más completa y razonable.

Consejos para responder a tus pensamientos saboteadores 

  • Identifica los pensamientos saboteadores;
  • Elabora recordatorios para responder y combatir esos pensamientos de manera realista y de acuerdo con tu plan de alimentación;
  • Prepárese  para las posibles situaciones complicadas que surgen durante todo el día, para que estas, no se transformen en una situación que te pueda desmotivar.

Acostúmbrese a preguntarse cada mañana:

  • ¿Cuáles son las posibles situaciones complicadas que enfrento?
  • ¿Qué me llevaría a desviarme de mi objetivo?
  • ¿Qué me quiero decir a mí mismo en estas situaciones?

Recuerde, cada vez que se arrepienta de algo que comió, pregúntese:

  • ¿Qué me dije a mí mismo que me llevó a comer lo que no debería?
  • ¿Cómo me gustaría haber respondido a ese pensamiento?

Busque ayuda de expertos

El psicólogo de pérdida de peso puede ayudarlo a superar sus problemas actuales y enseñarle cómo aplicar nuevas habilidades para resolver problemas futuros.

También parte del tratamiento es la creación de planes y estrategias de escape, esto te hará transformar pensamientos negativos y disfuncionales y la modificación de tus hábitos inapropiados en relación con la alimentación, la dieta, la actividad física y la imagen corporal.

Referencia bibliográfica:  

BECK, Judith S. Piensa delgado: entrena tu cerebro para pensar como una persona delgada. La dieta definitiva de Beck. Traducción: Leda Maria Costa Cruz; revisión técnica: Melanie Ogliari Pereira. Porto Alegre: Artmed, 2008.

Avatar

PsyAlive, la plataforma de asesoramiento psicológico en línea más grande de América Latina ¡Te permitirá contar con terapia psicológica donde quieras, por medio de nuestra plataforma on line a un costo mucho más democrático.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar