Salud mental

Coronavirus: cómo enfrentar las próximas cuarentenas

Sobrellevar el sufrimiento en tiempos de pandemia

psicólogos online

El 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la COVID-19 como pandemia. Una de las acciones más directas fue la implementación de cuarentena en diferentes países del mundo (nacional o parcial: por ciudades y/o regiones).

Las cuarentenas implican un aislamiento estricto y suspensión de la mayoría de las actividades no esenciales. Luego se pueden flexibilizar las medidas para retornar paulatinamente a la normalidad con medidas de prevención como distanciamiento físico, evitar aglomeraciones, higienización de las manos, uso de la mascarilla, entre otros.

Pandemia y su efecto en el mundo

Algunos países de Europa están viviendo la segunda oleada de casos por coronavirus en aumento desde mediados de octubre de 2020. Es el caso de Francia, Países Bajos, Reino Unido, Alemania, Chequia, Eslovaquia, Malta, Rumanía, Eslovenia, Irlanda, Grecia, Italia, Austria entre otros.

Estos países nuevamente están tomando medidas como la restricción a la movilidad nocturna, cierre de bares, restaurantes, cines y actividades comerciales no esenciales, uso obligatorio de mascarillas, prohibición de reuniones sociales.

Otros países como España ya están viviendo su tercera oleada.

Impacto de la pandemia en nuestra salud mental

Según nuestra visión de mundo hoy, debemos realizar una apreciación cognitiva de la pandemia como una situación frente a la cual no podemos hacer nada. Esto, ya que sentimos los cambios como amenazas o castigos, lo que contribuye a desencadenar efectos negativos en la salud física y psíquica (Matheny y Kern, 1984).

Las pérdidas, percibidas como hechos naturales de la vida e incluso como desafíos, parecen funcionar como amortiguador de las demandas críticas, reduciendo el nivel de ansiedad para poner en funcionamiento estrategias de afrontamiento que resulten eficaces para adaptarse a la situación (Krzemien, 2007).

Existe un conjunto de procesos cognitivos que median entre la situación crítica (pandemia y confinamiento) y la respuesta que da una persona, como buscar información, uso de sustancias, ansiedad, estrés, etc.

Si bien la gran mayoría de consecuencias en la salud mental que se han podido reportar en estudios previos realizados en los últimos brotes epidemiológicos y en la actual pandemia han sido negativos, también es necesario evaluar los impactos positivos que se pueden obtener de un aislamiento social en esta situación.

En una encuesta realizada a familias en Hong Kong al final de la epidemia de SARS-CoV se reportó que el 60% se preocupaban más por los sentimientos de los miembros de sus familias y dos tercios prestaban más atención a su salud mental después del brote y el 35-40% invirtieron más tiempo en descansar y hacer ejercicio.

Depresión y ansiedad

En la situación actual de confinamiento global en el hogar debido al brote del COVID-19, la mayoría de las personas están expuestas a situaciones estresantes sin precedentes y de duración desconocida. Esto puede no solo aumentar los niveles de estrés, ansiedad y depresión durante el día, sino también interrumpir el sueño.

psicologa online atendiendo por fonasa

Es importante destacar que, debido al papel fundamental que juega el sueño en la regulación de las emociones, la alteración del sueño puede tener consecuencias directas en el funcionamiento emocional al día siguiente.

Son varios los factores que se pueden relacionar con manifestaciones depresivas y ansiosas en los pacientes que se encuentran en cuarentena por una pandemia, ambas se pueden considerar una reacción normal ante el estrés generado.

Perder el control en este contexto es frecuente dado que la situación impide en muchos casos que la persona tenga certeza del resultado final o conozca el tiempo exacto en el que se resolverá la crisis.

Esa sensación de incertidumbre así como las limitaciones secundarias a las medidas de aislamiento social preventivo, la posibilidad de que los planes a futuro se vean cambiados de forma dramática y la separación brusca del contexto social o familiar del paciente son catalizadores frecuentes de cuadros de depresión y ansiedad.

La pandemia y el incremento de las adicciones

En Chile, un equipo de investigadoras de la Universidad Católica del Norte (UCN) y de la Universidad de La Frontera (UFRO), dirige el proyecto “Impacto de la pandemia COVID-19 en Salud Mental”, que mide síntomas depresivos, de ansiedad y estrés, niveles de consumo de sustancias como tabaco, alcohol, marihuana y tranquilizantes automedicados, además de la ingesta de alimentos no saludables en comunidades de las regiones de Coquimbo y La Araucanía, desde julio del 2020.

¿Qué indican los primeros resultados de dicha investigación? Los jóvenes, mujeres y quienes pertenecen a pueblos originarios manifiestan un mayor malestar emocional. A su vez las mujeres y los menores de 25 años son quienes se han sentido más solos que antes de la pandemia.

¿Cómo afrontar la pandemia?

En primer lugar, definir las estrategias de afrontamiento constituye un conjunto de procedimientos o actividades, generalmente conscientes e intencionales, que guían la acción hacia el logro de metas adaptativas (Pressley, 1985).

Se trata de emplear estratégicamente las capacidades cognitivas y la motivación para la adaptación a cada situación, lo cual supone considerar los procesos del pensamiento que intervienen en el afrontamiento a situaciones, las reacciones emocionales y su concreción en decisiones y acciones.

Si apreciamos la situación de pandemia y el confinamiento como un desafío, podemos implementar estrategias de afrontamiento activas:

 

Conductual

Afrontamiento activo

Planificación

Apoyo instrumental

 

Cognitivo

Reinterpretación positiva

Optimismo

Aceptación

Emocional Apoyo emocional

Mientras que si evaluamos esta situación como critica, frente a la cual no podemos hacer nada, tenderemos a utilizar estrategias de afrontamiento pasivas:

Pasivo / Evitativo Renuncia o supresión de la resolución

Auto distracción

Uso de sustancias

Negación

Religión

Auto culpa

Descarga emocional

Pararnos frente a este cuadro nos posibilita pensar ¿Cuál de estas estrategias estamos utilizando con más frecuencia? ¿Cómo me siento?, ¿necesito recibir ayuda frente a mis emociones?

Analizar la situación actual, nos ayuda a comprender mejor nuestras vidas y cómo la vivimos y de ese modo poner el vasto repertorio de herramientas psicológicas a trabajar a favor nuestro, al servicio de la salud, la felicidad, la creatividad, la imaginación y, como objetivo último, un bienestar profundo, no solo para nosotros mismos sino también para otros.

Mi principal objetivo es ayudarte, escucharte y brindarte herramientas que mejoren tu calidad de vida. Asistir a psicoterapia es un gran acto de valentía, es enfrentar todos aquellos terribles y enormes fantasmas que a veces tienen forma de pensamientos y emociones. Es un acto de amor hacia ti mismo y la oportunidad para ser una mejor persona cada dia. Felicitaciones por ya haber dado el primer paso y estar aqui, y te invito a que puedas comunicarte conmigo y juntos emprender el camino de la psicoterapia.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar