Salud mental

Creando lazos de vida

Prevención del cáncer de mamas

En este mes la Organización Mundial de la Salud nos propone incluir en la agenda a la prevención del cáncer de mama, lo que nos permite difundir diversas acciones e información acerca de sus cuidados y tratamiento.

Si bien a los fines prácticos la ciencia establece rótulos y categorías, nombrando patologías que dejan por un lado la salud mental y por otro, la salud física; sabemos que las afecciones que se presentan en el cuerpo tienen una relación con nuestras emociones.

Asimismo, los cuadros de enfermedad orgánica requieren asistencia psicológica, puesto que provocan cambios en la vida emocional y relacional, tanto de las personas padecientes como de su entorno; todo lo que puede favorecer a una mejoría o agravar la enfermedad.

Las situaciones que vivimos los seres humanos, se comprenden como mínimo y esencial desde tres aspectos: el biológico, el psicológico y el social, con la posibilidad de que conjuguemos otras dimensiones según la perspectiva desde la que nos posicionamos.

Cada uno de ellos tiene su desarrollo y en la medida que lo consideramos necesario, nos acercamos a consultar con los referentes en la materia. Para la mejor comprensión acerca del proceso de salud enfermedad tanto de una persona, de su grupo y de su comunidad , una posibilidad es integrar estas tres áreas mencionadas como así también las relaciones entre ellas; entendiendo que la salud no es únicamente ausencia de enfermedad sino que se centra en el bienestar y en la calidad de vida de las personas; abarcando esto un sinfín de detalles propios de cada individuo en el mundo entero.

Es así que cuando se nos presentan conflictos dentro y/ o entre cualquiera de estas áreas, reaccionamos de modo espontáneo, en base a nuestra experiencia de vida y aprendizajes previos.

¿Tiene relación nuestro entorno y experiencias con el comportamiento?

Lo que nos ocurre en el organismo a nivel biológico o lo que nos afecta en nuestro medio ambiente o en nuestro campo emocional, genera comportamientos, pensamientos, sentimientos, ideas, conexiones neuronales; es así como definitivamente estas variables se conjugan constantemente.

A veces el equilibrio entre estas hace que nuestra salud se conserve dentro de lo esperable y no nos afecte en el desarrollo habitual de nuestras vidas y otras veces, ocurren enfermedades que nos señalan que debemos atender y comprender de dónde viene este malestar, con que se relaciona a esta desarmonía y sobre todo como lo podemos solucionar.

Existe un monto de estrés que debe estar presente y por lo tanto es saludable ya que nos permite hacer frente a diferentes situaciones de la vida; sin embargo, cuando éste se prolonga en el tiempo y la persona no encuentra el modo de compensar los efectos del mismo, sintiendo que este exceso es notorio en sus emociones y en su cuerpo, se pueden desencadenar cuadros de enfermedad a nivel físico y psicológico.

Actualmente, tenemos acceso a información acerca de cómo las emociones que no expresamos por vías adecuadas pueden transformarse en afecciones somáticas, como así también, que las características de nuestros pensamientos e ideas influyen en nuestras decisiones, transformando todos los ámbitos de nuestra vida.

Existen procesos inconcientes que actúan automática y constantemente en nuestra personalidad determinando nuestras conductas. Este conjunto de variables hace que las enfermedades sean determinadas por distintos factores relacionados entre sí y que los tratamientos efectivos, deban incluir la asistencia de las diversas áreas involucradas.

7 Tips para la Prevención y Cuidado de la salud mental.

  1. Realizar chequeos médicos anuales; a modo de cuidados básicos es fundamental organizar nuestras consultas de rutina en meses donde sabemos que contamos con más disponibilidad de tiempo y si eso no es posible, empezar a diseñar estrategias para prestar atención a nuestras prioridades. Los chequeos anuales colaboran con la detección temprana y nos permiten iniciar un tratamiento de inmediato.
  2. Reconocer nuestros factores de riesgo, como así también los antecedentes familiares y los tratamientos en curso por otras enfermedades.
  3. Mantener una dieta equilibrada y rutinas de actividad física; en este ámbito, hay muchas opciones para descubrir dependiendo de nuestras posibilidades y gustos.
  4. Conocer nuestro cuerpo y aprender la autoexploración de mamas .
  5. Buscar ayuda y solicita información por el medio que se encuentre a tu alcance.
  6. Conocernos a nivel emocional y valorar nuestra identidad personal, nuestra historia única e irrepetible, nuestros gustos e intereses, nuestros proyectos y metas.
  7. Establecer relaciones afectivas e interpersonales de valor ; esto implica a cada quien conocerse, Auto observarse y respetar las diferencias, acercándonos a personas con quienes compartir la vida.

DIMENSIÓN PSICOLÓGICA en el proceso de salud enfermedad

Todo síntoma puede entenderse como una oportunidad que nos permite poner en palabras nuestras emociones más profundas, identificar nuestra angustia y expresar nuestra ansiedad.

Es por ello, que además de la asistencia médica y de los tratamientos que lleva adelante un paciente que padece cáncer, las terapias combinadas en las que se incluye la dimensión de la expresión de nuestro inconciente y de nuestros intereses a nivel afectivo, colabora con la mejoría del cuadro propiamente dicho, la adherencia al tratamiento, la resolución de conflictos, la apropiación de la historia subjetiva, la
elaboración de duelos para finalmente lograr la construcción de un proyecto de vida saludable y genuino.

Nuestra historia única y particular determina el modo en como se expresa nuestra salud y nuestra enfermedad.

Ser escuchado por un profesional; nos brinda la posibilidad de recuperar aspectos no tenidos en cuenta acerca de situaciones personales y familiares, actuales , pasadas o futuras que influyeron de algún modo en la aparición de la enfermedad, para detectar que aspectos podríamos modificar, fortalecer, rescatar, cambiar para poder proyectarnos hacia metas posibles y oportunas, elaboradas a la medida de nuestras
necesidades actuales y de modo práctico.

SUGERENCIAS

Si ves que un conocido, familiar, amiga/o, compañero/a de trabajo se encuentra atravesando una crisis, puedes facilitar el diálogo y ofrecer acompañamiento.

Apoyar la expresión de sentimientos y colaborar con la toma de decisión que implica realizar la consulta con un psicólogo.

También es muy importante entender que muchas veces la familia , los amigos y nuestro entorno, pueden ayudar de manera que no nos imaginamos .

El psicólogo puede generar un espacio para descubrir los recursos potenciales con los que cuenta una persona y grupo para sanar juntos, construyendo redes creativas, estableciendo nuevos canales de comunicación y lazos de retroalimentación en la comunidad.

Recordemos que las crisis y las enfermedades pueden ser una oportunidad de conocernos, eligiendo vivir de una manera diferente y mejor .

Los aspectos psicológicos saludables pueden beneficiar la no ocurrencia de enfermedades como así también la mejoría de cuadros ya existentes.

Podemos formar parte de grupos de apoyo para compartir experiencias con otras personas y crear redes que nos ayuden y fortalezcan .

Podemos consultar con psicología para conocernos mejor y brindarnos la posibilidad de construir la alternativa perfecta , individual y saludable.

El terapeuta será el encargado de brindar apoyo y contención , ayudando a incorporar mecanismos y herramientas para la transformación positiva de la calidad de vida de nuestros seres queridos y los miembros de nuestro entorno laboral.

La salud y la enfermedad, nunca se presentan en estado puro, sino que es un proceso, en el cual, podemos establecer un equilibrio que nos acerque a la vida que nos merecemos.

Desde esta perspectiva consultar con un profesional de la psicología puede ayudarnos. La opción de la psicoterapia online nos permite organizarnos de modo práctico y simple.

Hoy más que nunca, el lazo rosa nos recuerda que hacer lazo es estar vivos, conectar con otros, unir y reparar lo que está suelto, lo que está frágil.

Algunos lazos son heredados y otros creados, algunos instituidos y otros co- construidos, podemos generar lazos de salud , de vida plena para ahora y el futuro.

Reflexionaste alguna vez acerca de¿qué tipos de lazos forman parte de tu vida? ¿Qué lazos saludables te gustaría crear a partir de ahora?

María Alicia Ríos

Escucho y acompaño a las personas para que puedan descubrir sus capacidades y aprovecharlas para crear las relaciones que desean. Estamos en un momento de muchos cambios y esta es una oportunidad para cuidarnos y también para prevenir problemas de salud. Juntos podemos comprender y resolver sus conflictos emocionales de modo práctico para lograr una mejor calidad de vida.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar