CarreraDesarrollo personalSem categoria

¿Cuál es la importancia de gestionar las expectativas de los empleados?

Para que un equipo realice una labor de manera eficiente, será necesario que todos los empleados trabajen juntos y avancen en la misma dirección. Pero, ¿cómo lograrlo si cada uno tiene sus propias expectativas y visiones?

Este, quizás, es uno de los mayores desafíos para las empresas y los líderes: gestionar las expectativas de sus colaboradores.

Todo el equipo está conformado por profesionales con diferentes perfiles y metas individuales, las cuales, de no estar alineadas con las metas colectivas, pueden generar problemas de relación, disputas de ego, fallas en la ejecución del trabajo, frustración en los empleados, además de aumento de costos con despidos y contratación.

Es por ello que el líder debe saber manejar esta situación, brindando al empleado una forma de alcanzar sus expectativas individuales, actuando al máximo de su potencial y enfocándose en los resultados colectivos.

¿Quieres saber cómo se puede hacer esto? Continúa leyendo y descubre algunas prácticas importantes para mejorar la gestión de las expectativas de los colaboradores.

Dedicarle tiempo a los integrantes del equipo

Un líder que quiera aprovechar al máximo el potencial de cada integrante de su equipo debe estar dispuesto a comprender las particularidades de cada uno. Esto solo es posible cuando se toma el tiempo de escuchar y comprender qué espera el empleado del trabajo, cuáles son sus dificultades, sus sueños y qué lo motiva para realizar sus tareas.

Ofrecer feedbacks

El feedback (retroalimentación) es una herramienta importante para la motivación de los empleados. Así como les gusta ser escuchados, los profesionales necesitan recibir retroalimentación del gerente sobre el desarrollo de su trabajo.

¿Qué espera la empresa de este empleado? ¿Cómo debería actuar para estar a la altura de esta expectativa? ¿Está en el camino correcto? La respuesta a estas preguntas ayuda en la alineación de expectativas entre la empresa y el empleado, además de generar, en el empleado, la ambición de mejorar su desempeño.

Explorar los potenciales individuales 

Cada miembro del equipo tiene sus propias particularidades, que involucran diferentes personalidades y habilidades. Es responsabilidad del gerente determinar los roles de cada persona dentro del equipo y hacer un buen uso de estos potenciales.

Para ello, el líder puede contar con la orientación de un profesional que, a través del proceso de desarrollo humano, puede ayudar a desarrollar las habilidades de los empleados, logrando resultados concretos y optimizando el tiempo del gerente.

Priorizar el colectivo

Desarrollar habilidades y cumplir con las expectativas individuales para formar un grupo cohesionado dedicado a lograr metas colectivas: este es el papel del líder como administrador de expectativas.

Para que los equipos multidisciplinares actúen en sinergia, es decir, siendo consciente de que el esfuerzo coordinado es capaz de generar mejores resultados, el directivo debe crear estrategias y ejercer el liderazgo con enfoque en lo colectivo.

Todas estas acciones harán que los empleados se sientan más comprendidos y valorados en su trabajo. Un líder preocupado por su equipo y accesible para escuchar, comprender y retroalimentar puede gestionar bien las expectativas de sus colaboradores.

El proceso de desarrollo humano puede ayudar a los gerentes a comprender la importancia de establecer esta relación recíproca con su equipo, a fin de prestar atención a sus inquietudes y brindar oportunidades para que cada uno desarrolle y alcance sus metas.

PsyAlive, la plataforma de asesoramiento psicológico en línea más grande de América Latina ¡Te permitirá contar con terapia psicológica donde quieras, por medio de nuestra plataforma on line a un costo mucho más democrático.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar