Psicología generalSalud mental

DEPENDENCIA EMOCIONAL

Caracterizamos como “dependientes emocionales”

A aquellos que no pueden cortar un vínculo que los desquicia, pero tampoco pueden soportarlo.

Llegan desestabilizados y confusos a la consulta mostrándonos que la brújula de su universo afectivo es el trato de su pareja, sus expectativas de amor y atención se han tornado patológicas, puesto que con el afán de alcanzarlas anulan el resto de su vida en un proceso lento e insidioso signado por la frustración y la expectativa de cambio.

¿Sientes habitualmente que necesitas a tu pareja?  ¿Renuncias con frecuencia a tus propios deseos anteponiendo los deseos de otra persona? ¿Callas con tal de evitar un conflicto?

Si la respuesta a estas preguntas es sí, probablemente estés en una situación de dependencia emocional.

Lo que más destaca en las personas con alta dependencia emocional es su miedo a las pérdidas y al rechazo de las personas queridas, en este caso, de la pareja.

Tienen miedo a hacer algo que al otro no le guste, y que esa persona decida dejarles o retirarles su amor y su cariño. Así que buscan continuamente complacerle, hacer lo que se supone que el otro quiere o desea.

Los mejores psicólogos fonasa en chile

Intentan adivinar qué es lo que gustaría al otro en cada una de sus acciones, con el consiguiente riesgo de equivocarse, ya que por mucho que conozcamos a una persona, no sabemos lo que les pasa por la cabeza en cada uno de los momentos de sus vidas. Si nos ponemos a pensarlo, muchas veces ni siquiera
nosotros comprendemos nuestras acciones, así que será difícil controlar cada una de las reacciones del otro.

Pero, aun así, estas personas intentan hacerse expertas en adaptarse a las necesidades y deseos que creen que el otro tiene. El intentar adaptarse al otro y conseguirlo en algunas ocasiones, les hace sentirse bien por haber conseguido satisfacer a la pareja en alguna cosa.

Se sienten bien también por ellas mismas, ya que han logrado de nuevo evitar una pérdida de esa persona. Pero a la vez se van sintiendo cada vez peor, ya que ellas han renunciado y siguen renunciando a sus sueños, a sus ilusiones y han puesto toda su felicidad en que el otro sea feliz, ya que se supone que siendo él feliz, ella se sentirá así de bien automáticamente.

psicologa online atendiendo por fonasa

Le transmite al otro tanta responsabilidad, sobre sus propios sentimientos y sobre su felicidad, que lo expresa incluso, inconscientemente o por hábito, en su lenguaje. Atribuye al otro sus sentimientos positivos: “me haces tan feliz”, “me haces subir al cielo”, “antes de conocerte era tan infeliz”, y también atribuyen al otro sus sentimientos negativos: “me haces sentir tan triste”, “me irritas”, etc.

A la larga, estas personas se encuentran muy mal en sus vidas. Muchas veces no nos damos cuenta que estamos en una relación dependiente, tenemos aprendido a comportarnos así, donde lo que quiere el otro siempre es más importante que lo que nosotras queremos.

Algunos puntos a reflexionar: ¯ El concepto “me gustaría” es muy distinto al concepto “necesito”.

“Cada persona es responsable de sí misma” si llegamos a aceptar esta frase como cierta y válida quizás empecemos a darnos un puesto tan prioritario como el de cualquier otra persona.

“Mi sufrimiento es distinto del sufrimiento de otra persona” (aunque sea mi pareja), lucha por lo que puedes cambiar que es tu propio sufrimiento. No intentes controlar la vida y los comportamientos de los demás.

Deja de actuar impulsiva y automáticamente como “se supone que debes” actuar.

No tomes los comportamientos de otra persona como indicadores o reflejo de tu propia autoestima.

Tienes el derecho y la responsabilidad de satisfacer tus necesidades, solucionar tus problemas y tomar tus decisiones.

Fíjate metas y objetivos personales, y pon límites.

Mejora tu autocuidado Físico, Psicológico y Social.

Lic. Mirta Carballo

Mirta Carballo

Psicóloga clínica, adolescentes y adultos, Evaluaciones psicodiagnósticas, Perito de oficio, Docente, Supervisora y escritora. Atención on line, tengo formación en psicoanálisis, en cognitiva conductual y holística. 30 años de experiencia,

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar