Desarrollo personal

Las adicciones y su influencia en el desarrollo personal

La vulnerabilidad de la persona aumenta cuando se vuelve dependiente

¿Qué es una adicción?

Una adicción es una conducta que se caracteriza por la relación que una persona establece y sostiene en el tiempo con un determinado objeto. No solo nos referimos a drogas, sino que un objeto de adicción puede ser un comportamiento, una situación (ludopatía) u otra persona.

En una adicción, la persona le adjudica un sentido o poder al objeto de su adicción. De esta manera queda apegado, atado a éste, esclavizado, callando y tapando con la adicción dolores, frustraciones, angustias. Al presentar dificultades para expresarse con palabras, se “habla” con actos. Aprender a expresarse es una de las tareas terapéuticas de la persona con problema de adicción.

¿Cuál es el tratamiento de las adicciones?

La persona en consulta podrá elaborar terapéuticamente cómo es la relación que ha desarrollado con su objeto de adicción. Así podrá ir construyendo hipótesis respecto al significado y función de su acto adictivo. Pero principalmente, podrá tomar conciencia sobre cuál es la relación que tiene consigo mismo.

Una característica común que se suele trabajar terapéuticamente es el sentimiento de vacío existencial o falta de sentido de vida, sobre los que una adicción se suele apoyar y es a esta adicción a la que se le adjudica el sentido de vida, cuando toda la vida es organizada en función de ella.

Se puede establecer un vínculo cíclico, donde el vacío existencial puede ser causa de una adicción o ser su consecuencia. Se hace necesario continuar con la conducta adictiva para evadir o tapar la angustia.

Entonces, las adicciones están muy relacionadas a un gran vacío existencial, entendido éste como la ausencia total de sentido de vida y se manifiesta como amarga sensación y tedio vital. El vacío existencial puede dar origen y sostener un problema de adicción, a la vez que un proceso avanzado de adicción produce o intensifica la sensación de vacío existencial.

¿Cómo evitar recaídas en las adicciones?

Para evitar recaídas, en el proceso de recuperación, es importante acompañar al paciente para que encuentre sentido a lo que le ocurre y poder construir un objetivo, un propósito que de sentido a su vida y lo fortalezca internamente y pueda optar por nuevos modos de conducta, de afrontamiento, de valoración a sí mismo.

Cuando prima un sentimiento de vacío existencial, se busca erróneamente en los objetos lo que se debería encontrar en la vida. Por ejemplo, en casos de adicción por consumo de sustancias la persona le adjudica un poder o sentido de su existir a esa sustancia.

Es muy importante, integrar la atención de las adicciones con el desarrollo personal, para la búsqueda de un mayor bienestar emocional y crecimiento personal, construir espacios para “bajar cambios”, reconectarse, comprenderse, pensar antes de actuar, reflexionar, frenar un impulso o gestionar saludablemente una emoción.

También, la persona podrá revisar cuál es el concepto que se tiene de sí mismo, muchas veces contaminado con rótulos recibidos y aprendidos como propios, por ejemplo “vago”, “loco”, “delincuente”, “inútil”, “oveja negra”. Dichas etiquetas no hacen más que seguir boicoteando una autoestima golpeada. Y de hecho, se vinculan directamente con el poder destructor de las palabras.

¿Qué esperar del tratamiento de la adicción?

A medida que la persona construye alternativas de acción, puede encontrar en la actividad física, la lectura, las manualidades o charlas con seres queridos, un medio para recrearse, sanamente, donde el disfrute no se confunda con la gratificación inmediata y con graves consecuencias después.

Es objetivo de las consultas u orientación sobre las adicciones que la persona pueda repensar la adicción. Y así, producir cambios, crear una vida más saludable, responsable e independiente.

Soy psicóloga especialista en adicciones y desarrollo personal. En lo que refiere a las problemáticas relativas al desarrollo personal y bienestar emocional, en las sesiones apuntaremos a identificar cuáles son las situaciones y vulnerabilidades que generan malestar e impiden desarrollar una vida mejor y más saludable. Respecto a las adicciones, se trabajaran adicciones por consumo de sustancias y adicciones comportamentales, es decir, adicciones sin sustancias, como la ludopatía, la tecno adicción, la dependencia emocional, etc. Atención a adultos. Las sesiones apuntan a que la persona consultante pueda aprender a vivir mejor consigo misma, con más conciencia y coherencia entre lo que siente, desea, dice, hace y piensa.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar