Pviva Academy | Entrar – Cadastrar

Los cigarrillos electrónicos también son dañinos. La psicología te explica por qué

Recientemente, México dio un paso muy importante en la campaña por disminuir la adicción al tabaco y a los cigarrillos electrónicos. Si bien su iniciativa es súper positiva, también nos obliga a cuestionarnos si ¿son dañinos los cigarrillos electrónicos? Y ¿podemos volvernos adictos a ellos? Desde la psicología te contamos por qué sí y te dejamos 5 consejos clave para ayudarte a dejar de fumar. 


Durante la celebración del Día Mundial contra el Tabaco organizado por la OMS el pasado 31 de mayo, el jefe de Estado de México firmó un decreto presidencial prohibiendo el uso de nicotina en cigarrillos electrónicos y vaporizadores. Esta acción llega como sorpresa para muchos que confían en que estos productos son sanos y una gran alternativa para los fumadores de tabaco. 

Sin embargo, salvo casos específicos en que un médico pueda sugerirlos como alternativa para superar la adicción al cigarrillo, se trata de productos que no podemos recomendar como sanos y, aún más, que lamentablemente también producen adicción, junto con otros problemas de salud. 

¿Qué son los cigarrillos electrónicos o vaporizadores? 

Los cigarrillos electrónicos son conocidos por muchos nombres diferentes y están disponibles en muchas formas y tamaños. Pero lo que todos tiene en común es que “incluyen una batería para la activación del mismo, una fuente de calor que calienta un líquido para convertirlo en un aerosol de partículas diminutas (a veces referido como “vapor”), un cartucho o depósito que contiene el líquido, y una boquilla o abertura utilizada para inhalar el aerosol”, explica la American Cancer Society. 

Además, “estos no contienen tabaco, pero muchos de ellos contienen nicotina, la cual se origina del tabaco”, agrega la asociación. Y éste es precisamente el factor clave y el por qué pueden ser tan adictivos para alguien como lo es el tabaco. 

A pesar de esto, en todo el mundo se ha visto un incremento en su popularidad, en particular en personas jóvenes. Esta alza, estaría más bien basada en la desinformación respecto del producto, sumado a la presión social que tomamos de las personas que consideramos referentes (familiares, amigos, incluso influencers y rostros en redes sociales). 

Al respecto, el psicólogo de Psyalive de grupo Conexa, Joseph Fernández, nos explica que, “la publicidad que se le da al producto tiene mucho que ver. Hay que tener en cuenta que vivimos en una sociedad de consumo y muchos se ven atraídos por esta clase de material, sumado a que los consejos de nuestros cercanos tienen cierta influencia en su consumo. También, muchos utilizan el cigarrillo como relajante o método de escape”. 

Pero y, ¿son dañinos los cigarrillos electrónicos o vaporizadores? 

Durante la celebración del Día mundial sin Tábaco, el subsecretario de Salud, Hugo Lopez- Gatell, destacó también “que los vapeadores y cigarrillos electrónicos están diseñados para atraer la atención de los menores debido a que ofrecen productos aromatizados o con saborizantes para inocular la adicción al tabaco desde edades tempranas”.  

Estos productos, agregó, “causan los mismos daños a la salud que los cigarrillos convencionales, y entre ellos mencionó enfisema pulmonar, asma, infartos del corazón y cerebro, múltiples cánceres y disfunción eréctil, entre otros”. 

Por su parte, la OMS apoya esta advertencia, asegurando que “los cigarrillos electrónicos son especialmente nocivos cuando son utilizados por niños o adolescentes. La nicotina es una sustancia altamente adictiva y puede producir efectos perjudiciales y duraderos sobre el desarrollo cerebral. Por otro lado, cada vez se dispone de más datos probatorios en algunos entornos que indican que los menores de edad que nunca han fumado y utilizan cigarrillos electrónicos tienen, como mínimo, el doble de probabilidades de comenzar a fumar cigarrillos con tabaco tradicionales más adelante en la vida”, concluye. 

¿Qué puedo hacer si soy adicto a cigarrillos tradicionales o electrónicos?  

Si bien los efectos del uso de vaporizadores y del alcance de su adicción siguen siendo material de estudio en todo el mundo, hoy en día ya existen muchas personas que los consumen. De acuerdo a una proyección del estudio “Estimación del número mundial de usuarios de cigarrillos electrónicos en 2020”, para el año 2020 habría 68 millones de vapers o consumidores de cigarrillo electrónico en todo el mundo. 

Por eso, y ya sea adicción al tabaco tradicional o en su formato electrónico, se trata de un problema que afecta a muchas personas a nivel mundial. Por ello, la psicóloga Psyalive de Conexa y Mg. Betty Astete Nuñez nos entrega 5 consejos para quienes están pasando por esto y quieren empezar a dejar de fumar. 

5 CONSEJOS PARA DEJAR DE FUMAR 

1.- Dar el paso inicial, que es lograr que la persona conozca la cadena conductual que le conduce al consumo de tabaco, identificando los eventos asociados a su conducta de fumar. 

2.- Reforzar la motivación o predisposición de la persona para cambiar su conducta de fumar. Para ello es útil revisar las razones que le han llevado a planteárselo y los beneficios que va a obtener. 

3.- El apoyo social y las habilidades personales. Las actitudes del entorno influyen tanto en la consecución de la abstinencia como en el mantenimiento de este cambio conductual a lo largo del tiempo. Por otra parte, estar entrenado en estrategias para enfrentar el estrés, las invitaciones sociales, el malestar emocional, etc., también resultará fundamental para lograr este cambio conductual propuesto. 

4.- Para que el fumador pueda afrontar los momentos de mayor craving sin recurrir al consumo, se puede utilizar una estrategia: Solución de problemas. A través de este entrenamiento se aprende a reconocer los propios problemas, a buscar las mejores soluciones, y llevar a la práctica aquella que se considere más idónea 

5.- Recurrir al apoyo psicológico – psicoterapéutico. Así de esta manera adquiera el conocimiento de las distintas técnicas psicológicas, como el entrenamiento de técnicas aversivas como el fumar rápido o retener el humo, la técnica de desvanecimiento, también conocida como reducción gradual de ingestión de nicotina y alquitrán, y el apoyo social que han mostrado ser técnicas eficaces para que los fumadores dejen de fumar. 

 Y recuerda que, para superar una adicción, cada paso ya es un gran paso. Y lo importante es seguir tu propio ritmo. Pero si quieres apoyo para entender el proceso o para sentirte apoyado, no dudes en buscar ayuda de un profesional.  

Un psicólogo experto puede ayudarte a reflexionar sobre ti mismo, los cambios y las recaídas. Agenda una sesión de terapia en línea cuando quieras, directamente en www.psyalive.com. No estás solo. 

Deja tu comentario aquí

Suscríbete a nuestro boletín

Otras publicaciones que también te pueden gustar

preocupaciones infundadas

Preocupaciones infundadas: Estudios explican que tu ansiedad sobre el futuro raramente se vuelve realidad. 

Así como todas las emociones son naturales y válidas, la ansiedad también lo es. Es impensable una vida sintiendo sólo a través de una emoción, o sin ninguna, ¿se imaginan cómo sería? No se puede estar siempre tranquilo, siempre enojado, siempre triste, o siempre alegre. Sin embargo, muchas veces se desproporciona y nos concentramos en exceso en posibles sucesos futuros. Estas son nuestras preocupaciones infundadas.

“La familia”

El concepto de Familia se ha usado durante milenios para intentar expresar el esfuerzo de

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al tanto del mejor contenido sobre bienestar, salud y calidad de vida

Salud mental, bienestar e innovación que necesita tu empleado

Através de nuestro programa de salud mental, las empresas reducen la pérdida de trabajo debido a demandas emocionales.