Pviva Academy | Entrar – Cadastrar

¿Qué hacer para que las relaciones a distancia funcionen?

Choque cultural
El amor no todo lo puede, existen ingredientes esenciales para que todas las relaciones a distancia funcionen. Según J.M. Lewis, psicoterapeuta estadounidense, cada pareja define su relación estableciendo su balance óptimo entre la conexión-intimidad y la separación-autonomía. Se trata de una negociación sutil que gira alrededor de 5 temas básicos:
  1. Cercanía: ¿Cuánto comparten en la pareja? (intereses, actividades, amigos, valores, proyectos, etc.)
  2. Compromiso: ¿Qué prioridad emocional tiene la relación para cada uno? (sí existe alguna persona igual o más importante para alguno que desbalance el compromiso mutuo como un familiar o amigo)
  3. Intimidad: ¿Con qué capacidad y grado es posible compartir el mundo interno con la pareja Sin temor a recibir respuestas dolorosas o negativas? (deseos, sentimientos, fantasías, vulnerabilidades, etc.)
  4. Separación: ¿qué capacidad existe en cada uno para aceptar las diferencias y tolerar el desacuerdo?
  5. Poder: Qué habilidad para influenciar, persuadir o controlar al otro tiene cada miembro de la relación (en caso de que uno de los dos tenga mayor poder va a marcar el ritmo del resto de los componentes: cercanía, compromiso, intimidad y separación)
Para que estos ingredientes se formen, es necesario un período en el que la pareja haya tenido un tiempo de presencialidad, para que, en la distancia, pueden adaptarse a las nuevas circunstancias y que la relación funcione.

¿Cuáles son los aspectos que determinan la calidad de la conexión emocional para que las relaciones a distancia funcionen?

Confianza: si ambos miembros de la pareja confían en qué la relación puede funcionar, van a poner lo mejor de sí mismos para que funcione. — Certeza: la plena confianza de que el amor que se tienen es real es importantísimo para que las inseguridades y celos no destruyan la pareja en la distancia. — Intereses: compartir intereses, valores y gustos son necesarios para mantener la relación a distancia, ya que influyen en la química y la compatibilidad. — Sensualidad: poner el énfasis en la sensualidad para mantener viva la pasión en la pareja es clave para que las relaciones a distancia funcionan, puesto que, el contacto físico no es posible y la sexualidad pasa a un segundo plano. — Discusiones: reducir al máximo las discusiones ayuda a que la fragilidad de la distancia no irrumpa destruyendo la relación.

¿Qué influencia tuvo la pandemia en las relaciones a distancia?

No podemos negar que el aislamiento provocó que el concepto de distancia mutara. Y aunque requeriría un artículo aparte, no puedo dejar de mencionar que posibilitó que, ante problemáticas socioeconómicas en los países de origen, muchos pensaron en la posibilidad de emigrar. La búsqueda de nuevos comienzos, la soledad y otros factores, activo la necesidad de mantener relaciones a distancia. Muchas no funcionaron, pero las que si lo hicieron se basaron en pilares como la creatividad, la tecnología y objetivos concretos comunes.

¿Cuáles son las herramientas que fortalecerán tu relación en la distancia?

  1. Mantener conversaciones claras y permanentes: la comunicación es clave en toda relación, pero cuando se da en la distancia puede ser confusa y víctima de interpretaciones erróneas.
Una paciente mantiene una relación a distancia desde hace tres años. Ante la pregunta de su pareja sobre realizar una videollamada esa noche, su respuesta fue” como quieras”. Más allá de que antes de emitir esa respuesta, sus pensamientos estaban relacionados en priorizar las obligaciones de su pareja, lo único que dijo no demostraba un interés en mantener ese encuentro. Su pareja, lejos de interpretar esa respuesta como negativa, le pregunto de manera más concreta sobre sus intenciones “Pero ¿a vos te gustaría?” ¡La base fundamental a la hora de mantener una relación a distancia es la comunicación!
  1. Construir momentos: ser creativos para que la distancia no pese es una estrategia muy útil.
En una ocasión, la pareja de mi paciente tenía que viajar a visitar a su familia, sabiendo los horarios en los que mi paciente se encontraba en la casa, le envío, mediante un servicio de entregas, una cerveza con una nota que decía” Te extraño, pienso en vos, ¡qué la disfrutes!” ¡Este tipo de actos son constructivos de una relación sana, llena de anécdotas y momentos especiales que fortalecen el amor en la distancia!
  1. Confianza: en la distancia la confianza se vuelve más difícil. La incertidumbre sobre la fidelidad trae problemas.
La comunicación, los momentos compartidos, los proyectos en común y el trabajo personal sobre las inseguridades, ayudan a que la desconfianza no aparezca en la distancia.
  1. Proyectos: planear un futuro juntos o encuentros intermedios, trabajando en equipo para alcanzar esas metas es importante para sostener, sin dudas, una relación a distancia.

Conclusión:

Las relaciones a distancia pueden funcionar si ambos miembros de la pareja se comprometen a afrontar los retos y problemas que se suscitan con la distancia. Cuando todos los elementos de una relación sólida están presentes en la distancia, es posible vencer las dificultades.

Lic. Florencia C. Denofrio  (Psicóloga Cognitivo-Conductual)

Bibliografía:
  • Lewis J.M., Marriage as a search for healting – Theory, assessment, and Theory, New York, Brunner/Mazel, 1997
  • Belinger, M. (2007). Terapia cognitiva con parejas, Y comieron perdices…?. En S. Baringotz y R. Levy, (comps.), Terapia cognitiva, Del dicho al hecho, (pp. 129 – 151), Buenos Aires: Polemos.
  • Sahlstein, E.M. (2006). Making plans: Praxis strategies for negotiating uncertaity – cirtaity in long – distance relationships. Western jurnal of communication, 70 (2), 147-165.

Deja tu comentario aquí

Suscríbete a nuestro boletín

Otras publicaciones que también te pueden gustar

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al tanto del mejor contenido sobre bienestar, salud y calidad de vida

Salud mental, bienestar e innovación que necesita tu empleado

Através de nuestro programa de salud mental, las empresas reducen la pérdida de trabajo debido a demandas emocionales.