Pviva Academy | Entrar – Cadastrar

Salud mental en pandemia: ¿ha sido el adulto mayor el más afectado?

En el 2020 se decretó una cuarentena masiva y mundial por una pandemia que nunca imaginamos que tendría tantos y diversos impactos en nuestra sociedad, en nosotros mismos y en nuestras relaciones sociales. 

Tampoco imaginamos que duraría tanto tiempo, por lo tanto tuvimos que reinventarnos en muchos aspectos: en el personal, laboral, social, familiar y económico. 

Nos hemos desacostumbrado al contacto físico, la relación directa donde surgen emociones y los vínculos. Ahora la vida se centra en estar muchas horas detrás de una pantalla y esta relación con el mundo va a quedar reducida mucho más.

La nueva forma de relacionarse 

A pesar de las negativas, es importante pensar que por suerte existe la tecnología que nos ayuda y reduce las distancias en cierta forma.

La pandemia nos afectó de distintas maneras, pues somos individuos diferentes, con personalidades y modalidades diversas para aceptar nuevas situaciones. 

Algunos son más sociables, otros más solitarios y el impacto muy diverso, dependiendo de las características propias y los recursos emocionales con los que cada uno cuente. 

La pandemia nos impactó de maneras muy diferentes

En términos generales, inferimos que las personas mayores, han recibido mucho más el impacto del distanciamiento y de la soledad.

Indiferentemente si encuentran retirados de su trabajo o no, el hecho de no poder ver a sus hijos y nietos es algo que los ha logrado desconciertan. ¿Qué sentido tiene la vida estando lejos de las personas que amas?

Existen mayores son más solitarios que otros. Algunos son personas muy sociables, con la necesidad de salir y encontrarse con gente, por lo tanto el impacto para estas personas ha sido muchísimo más fuerte y profundo, variando la intensidad desde que ha avanzado la pandemia.

Por otro lado, están las personas que son más solitarias, que si bien tienen familia y amigos, no tienen una necesidad extrema de salir, encontrarse y juntarse.

Entonces prefieren pasar más tiempo a solas, y son quienes dicen que la llegada del Covid 19 los ayudó para conocerse mejor y pasar más tiempo con sus propios pensamientos y sentimientos. No se hace tan notable el impacto del distanciamiento

Las relaciones personales, sociales, tras un año de pandemia, de encierro, de limitación de los contactos y de muchas pantallas sin dudas han sufrido un cambio para  niños, adolescentes y adultos. 

Cada etapa evolutiva tiene sus necesidades básicas y vitales pero como ya lo dije anteriormente, depende en gran medida de cada individuo y de cómo cada uno lo afronta según sus propios recursos emocionales.

¿Las pantallas ayudan?

En este contexto, por suerte, contamos con la facilidad que han dado las pantallas para conectar con los demás. 

La relación a través de la tecnología no es la misma que tener a otra persona de carne y hueso frente a nosotros, pero, afortunadamente, nos permite poder seguir conectados, trabajando, reinventando, acortando distancias.

No obstante esta nueva modalidad de relaciones virtuales supone cierta comodidad y sencillez, sin embargo es lo que nos está salvando actualmente y es lo que favorece que las relaciones sociales prosperen en todas sus formas: familiares, laborales, de pareja, amistosas.

Y a pesar de las medidas, la incertidumbre aún persiste

En estos escenarios pandémicos, a medida que se relajen las restricciones, habrá un proceso de adaptación en las relaciones sociales que no será el mismo para todo el mundo.

Una ventana abierta para los que han sufrido por las restricciones, un escenario a repensar y reflexionar para los que se han sentido aligerados reduciendo el contacto exterior.

La pandemia y el impacto socioeconómico, ha servido  para repensar algunas cuestiones cuando se habla de relaciones sociales, como si hubiera habido una  desaceleración de la vida, lo que ha permitido reflexionar sobre dónde queremos estar y cómo queremos relacionarnos.

Es evidente que todo depende de cómo la pandemia ha afectado la salud y la economía de cada uno, pero el teletrabajo, el llamado home office, abre infinitas posibilidades de pensar otras formas de vivir.

Deja tu comentario aquí

Suscríbete a nuestro boletín

Otras publicaciones que también te pueden gustar

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al tanto del mejor contenido sobre bienestar, salud y calidad de vida

Salud mental, bienestar e innovación que necesita tu empleado

Através de nuestro programa de salud mental, las empresas reducen la pérdida de trabajo debido a demandas emocionales.