Salud Mundial

Consejos para cuidar la salud de forma integral

Salud como derecho fundamental y más.

La salud no solo es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano, es un factor determinante de la calidad de vida, que abarca el bienestar físico, mental y espiritual. El médico griego Hipócrates mencionó que “la salud y la enfermedad en el hombre, no solo están en relación con su organismo, sino también con el medio en el que se desenvuelve”. La OMS por su parte, define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades, también la describe como un estado de bienestar en donde el individuo se da cuenta de sus propias aptitudes, donde puede afrontar las presiones normales de la vida, trabajar productivamente y es capaz de hacer una contribución a su comunidad. Conviene subrayar que entre las características de la salud física destacan; el funcionamiento eficaz del cuerpo, la resistencia a enfermedades y la capacidad física de responder apropiadamente a una diversidad de eventos. Desde la óptica médica implica un trabajo de prevención y promoción de conductas, hábitos y entornos favorables que influyan directamente en la salud. Desde el punto de vista de la psicología del bienestar, de manera objetiva y práctica, cualquier persona puede aprender, desaprender o reaprender estilos de comportamiento más efectivos y satisfactorios para lograr un mejor estilo de vida que favorezca la salud integral. 

Dado que todo el tiempo nos encontramos en interacción con el medio ambiente, nuestra salud está sujeta a nuestra capacidad de llevar una buena sintonía con el entorno. Por este motivo se debe tener en cuenta la comunidad y las condiciones donde una persona vive, trabaja y se divierte. La salud social nos permite relacionarnos con los demás y tener una relación constructiva y agradable con la familia, amigos, compañeros y conocidos, donde las habilidades de comunicación, asertividad, cooperación y empatía son fundamentales. En la medida que se tiene la capacidad para tomar decisiones, controlar las circunstancias y el entorno, también mejoramos las condiciones que fomentan nuestro bienestar. 

En cuanto a la mente y el cuerpo, puede haber un sin número de problemas emocionales que impiden que una persona cuide adecuadamente de sí misma, entre los más comunes están los sentimientos de tristeza, estrés o ansiedad. Para hacerles frente, lo más recomendable es explorar nuestros sentimientos y emociones y tratar de comprender por qué nos están perturbando. Si hay situaciones difíciles, platiquémoslo con quienes tengamos la confianza de hacerlo, para que con su punto de vista podamos procesar con mayor facilidad lo que nos está pasando. En todo caso, si se requiere atención profesional, acercarnos a un especialista en salud mental para recibir un tratamiento psicológico. La intervención de un profesional para la preservación de la salud debe ser considerado como parte importante de nuestro desarrollo. 

La armonía entre cuerpo y mente está sujeta a entender nuestro cuerpo ante los cambios funcionales que tenemos cuando hay malestar físico o emocional y tomar acción para retomar la homeostasis idónea para nuestro organismo, pues estos síntomas son la manera en que nuestro cuerpo nos comunica que hay un conflicto que resolver y nos está ayudando a solucionarlo de esa manera.  Más allá de tomar medicamentos, es transcendental modificar las condiciones que están siendo dañinas para nuestra salud. Ya sean externas; como los hábitos alimenticios, no dormir suficiente, tener una vida sedentaria o realizar pocas actividades recreativas. O sean internas; los cuales son los conflictos emocionales que repercuten en la salud y producen enfermedades físicas. Después de un periodo prolongado de estrés podemos enfermar de un resfriado leve o si esto se vuelve crónico puede complicarse en enfermedades mucho más graves. Pensar en las consecuencias que tienen las emociones y atenderlas al igual que a nuestro cuerpo y nuestra salud física es indispensable. 

Finalmente, tener un propósito y darle un significado a la vida y conectar con lo que nos da un sentido de existencia enriquece la experiencia de vivir. Disfrutar de la naturaleza y saberse parte de ella, prestar atención a la belleza de las cosas, percibir la benevolencia y la gratitud, son habilidades que al desarrollarlas nos proporcionan satisfacción y elevan nuestro espíritu, lo cual también es parte fundamental para disfrutar de la vida. 


Diana Arreguín Chávez

Trato e investigo los problemas emocionales de mis pacientes desde un enfoque psicoanalítico. Los oriento a desarrollar su capacidad para pensar sobre sí mismos, lo que favorece la creación del propio bienestar, el crecimiento personal y una mejor integración de la personalidad. Mis áreas de conocimiento se han enfocado en; psicoterapia breve de pareja y familia, primeros auxilios psicológicos y atención en crisis, ansiedad, depresión y duelo y trastornos de la personalidad. Quieres conocer más de mi clic aquí.

Psyalive

¡Salud mental y bienestar a un clic de distancia! Brindamos atención terapéutica en toda Hispanoamérica. Conozca a nuestros profesionales licenciados.

Artigos relacionados

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Botão Voltar ao topo