Desarrollo personalSalud mental

¿Somos más fuertes de lo que creemos?

Cáncer de mama

El cáncer de mama

Ante el cáncer de mama ¿Somos más fuertes de lo que creemos? Una apuesta a la resiliencia

El cáncer de mama nos desafía a un nivel físico, emocional y espiritual.

El día que te enteraste del diagnóstico seguro duró una eternidad, en ese momento, te Invade el miedo, la incertidumbre y aparece una vieja conocida que no sentías desde hace mucho tiempo…tal vez desde la infancia…una sensación de vulnerabilidad. Todo lo que explique el medico a partir de ese momento suena como frases inentendibles porque tus pensamientos gritan en tu cabeza.

Muchas personas en esta situación lo perciben como un shock, como si todo se hubiese congelado. Hay una sensación de irrealidad, de no poder creer aún la noticia.

A partir de ese momento comenzamos a transitar un camino hasta ahora desconocido por nosotras, digo desconocido, porque si bien todos manejamos algo de información acerca del cáncer es muy diferente transitar con pasos temerosos el diagnóstico y tratamiento.

Tenemos una enfermedad que suena terrible porque sentimos que no pisamos tierra firme. Solo somos nosotros ante el abismo. Como conclusión, el encuentro de nuestra consciencia con el diagnostico supone que algo se quiebra entre la mente y el cuerpo.

El cuerpo es vivenciado ya no como un aliado para la vida, sino como alguien que nos traicionó y que conspira contra nosotras….”una bomba de tiempo”

Es aquí precisamente donde los psicólogos podemos aportar al tratamiento escuchando, apoyando, conteniendo y acompañando el recorrido del tratamiento del cáncer. El trabajo es
“codo a codo” con la medicina y con la mujer que a partir de que empieza el tratamiento va
a dejar de ser “paciente” para convertirse en una luchadora.

Inicio del proceso psicológico para el cáncer de mama

Se propone un trabajo activo desde lo emocional y lo espiritual dejando de lado el abatimiento y la sensación de desvalimiento que produce padecer esta enfermedad. En estos momentos en, los cuales, nuestra voluntad para sobrevivir se pone a prueba aparece en nuestro horizonte la palabra resiliencia.

¿Escuchaste acerca de ella alguna vez? ¿La oíste por casualidad en algún programa al
pasar de canal? Ahora parece un recurso valioso. ¿De qué se trata la Resiliencia?

Te lo cuento en palabras sencillas…es un proceso que supone un trabajo de aceptación de
nuestra vulnerabilidad física, de deshacernos de la culpa, la tristeza y la rabia para dar lugar
al crecimiento personal.

La resiliencia nos permite profundizar y conocer otros aspectos de nosotras que antes estaban anestesiados o eran territorios inexplorados de nuestro ser. Por otra parte, el conocer y aceptar, permiten poder ir descentrándose del cuerpo e ir fortaleciendo nuestra mente y nuestro espíritu.

Eres más que un diagnostico

Somos más que un diagnóstico, éste no es una sentencia de muerte, sino un llamado a disfrutar la vida más que nunca.

Vocación que, tal vez antes de la enfermedad en nuestra vida organizada, no estábamos interesados llevar a cabo…me refiero a la búsqueda de del por qué y para qué de nuestra
existencia, la búsqueda de un sentido.

Desde este punto de vista, toda situación que nos enfrente a la finitud de nuestra existencia
y a nuestra vulnerabilidad como seres humanos nos brinda una oportunidad para explorar
otras dimensiones de nuestro ser.

Saber que somos más que un diagnóstico y que somos dueños de cada segundo de nuestra vida nos abre caminos a otras perspectivas y a poder construir una vida plena diferente a la que teníamos antes, pero con otras fortalezas, con otras herramientas.

Atrévete a enfrentar tus miedos, que estos no te paralicen. Vive plenamente con todo tu ser,
busca el camino de la resiliencia.

Norah Maier Psicóloga Clínica Especialista en Psicodiagnóstico.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar