Salud mental

Trastornos psicológicos en Navidad y Fin de Año

¿El fin de año te pone triste?

Se acerca fin del año 2020, Navidad y Año Nuevo, dos fechas que traen a la memoria sucesos que conmueven, este año se presenta además con una situación inédita en el mundo: estamos bajo una pandemia mundial que tiene al mundo paralizado y en jaque.

Un virus que emergió de China, el gigante asiático, el cuál, no sabemos bien como sucedió, pero si sabemos que ha provocado muertes en la mayoría de los países, quienes no estaban preparados para sortear una situación de esta envergadura.

Los hospitales han colapsado con la cantidad de contagiados y se agotaron las camas Uci para los casos mas graves. Esto ha significado también a nivel país, una serie de acontecimientos negativos: caída brusca en el crecimiento económico, pérdida de empleos masivos de trabajadores y empleados, quiebra de empresas, tanto grandes como pequeñas, además, de ser un año sin clases presenciales para los estudiantes y universitarios.

Debido a la cuarentena el Teletrabajo o home office se convierte en una modalidad de trabajo obligatoria para que todas las empresas, fabricas y negocios puedan seguir funcionando. Por otro lado, el aislamiento de las familias, no permite que padres puedan visitar a sus hijos y que padres de tercera edad deban permanecer aislados sin poder salir a caminar, al contrario podemos ver padres con hijos en casa teniendo que compartir espacios, computadores y tiempo las 24 horas del día.

Salud mental y emocional a fin de año

El aislamiento para la gran mayoría de las personas les ha afectado su salud mental derivando en toda la gama de trastornos, como depresión, angustia, insomnio, alto consumo de alcohol y drogas, estrés agudo, conflictos conyugales y familiares, ansiedad, estrés, hasta intentos de suicidio.

Así estamos llegando a Navidad y Año Nuevo, fechas que de por si conmueven, produciendo sentimientos de tristeza, emoción, alegría, expectativas para el nuevo año y proyectos para el próximo.

Pero ¿cómo se visualiza un próximo año, cuando no tenemos ninguna certeza de lo que pasará? no
tenemos nada claro, si va a funcionar la prometida vacuna, o si tendrá algún efecto secundario, o si nuestro cuerpo la tolerará bien?

Es difícil prever lo que va a suceder, pero si podemos visualizar las dificultades que muchas personas están experimentando.

Investigación sobre salud mental en post pandemia

Según una investigación de la Universidad Autónoma de Madrid en conjunto con la Universidad de Stanford, por medio de encuestas en línea se entrevisto a 6.500 personas de todos los estratos sociales, concluyeron que los cambios sociales y restricciones impuestas en todo el mundo para frenar la expansión del Sars Covid-2 ha provocado trastornos en la salud mental de la población, es así como una de cuatro personas ha tenido depresión 25%, una quinta parte ha sufrido de ansiedad 19,5%, por lo tanto, esto demuestra que un alto porcentaje de la gente esta experimentando
estrés postraumático.

¿Por qué para algunos navidad y año nuevo son una fecha que despierta tristeza mas que alegría?

Porque nos trae recuerdos de algo que se perdió, puede ser un duelo por un ser amado, una separación, un divorcio, la pérdida de la fuente laboral, o incluso no poder darle a los hijos lo que desean por problemas económicos, o estar lejos de la familia.

Aumenta la sensación de soledad en aquellas personas viudas, separadas o sin hijos. Esta sensación puede tener los síntomas de decaimiento, sentirse agobiado, irritable, cansado, exhausto emocional y físicamente, problemas para comer o dormir, ansiedad y nerviosismo.

Esta sensación de agobio es especialmente fuerte en aquellos hijos de padres separados que tienen que dividirse entre uno y otro, correr de una casa a otra para no defraudar a nadie y dejar a todos contentos.  Al final, en vez de ser una noche de paz y amor es una noche que se desea que termine luego para ir a descansar, perdiendo todo sentido.

Esta perdida de sentido, es en gran parte culpable el consumismo desatado, en que la publicidad de las empresas crean necesidades en los niños, desproporcionadas y padres angustiados por no poder cumplir las expectativas de los hijos.

psicologa online atendiendo por fonasa

También en esta época del año se hace un balance acerca de lo que se pensaba hacer y lo que se pudo realizar, los propósitos que quedaron en el camino, los proyectos truncados, las metas laborales no cumplidas, cesantía, un año que quedó suspendido en el aire, con el encierro prolongado, el no poder ver, ni tocar a los seres queridos.

Efectos del aislamiento social

El ser humano es un ser social, necesita de los otros para vivir, crecer y desarrollarse, el aislamiento social tiene efectos debilitantes sobre la salud física y mental, asociándose con depresión y estrés postraumático.

Se ha descubierto que el aislamiento prolongado en mamíferos (ratones) provoca la acumulación de una sustancia química en el cerebro, como la amígdala y el hipotálamo, que conduce a cambios de
comportamiento social y emocional, que incluyen mayor agresividad hacia los desconocidos, miedo a los estímulos amenazantes.

Esta investigación tiene implicaciones potenciales para comprender como el estrés crónico afecta a los humanos.

Para muchas personas que sufren de soledad y depresión estas fechas les representan un desafío, ya que es común que las familias se reúnan, los amigos, las parejas, se intensifica el sentido de no pertenencia, al no poder incorporarse a estos escenarios, aumentando su percepción de soledad.

Lamentablemente, se registra un aumento de suicidios, que se triplican, debido a que las personas con depresión o bipolaridad tienden a pensar que no tienen salida, el consumo de drogas o alcohol detonan pensamientos negativos y gatillan impulsos violentos.

«Depresión de fiestas de fin de año»

Es importante destacar que la depresión no aparece la noche del 24 y desaparece el 2 de Enero. La “depresión” de las fiestas comienza un mes antes hasta un mes después de las mismas. Afecta mas a las mujeres solas y los adultos de tercera edad, debido a que se deprimen mas porque se sienten solos, abandonados e incapaces de participar en los arreglos y preparativos relacionados con las fiestas.

Una persona que se deprime en estas fiestas quisiera dormirse durante semanas para evitar las reuniones familiares, los balances personales y la frustración por no haber cumplido los objetivos
propuestos.

Aunque estas fechas son motivo para que las personas experimenten sentimientos de agobio, tristeza o depresión, no todas aquellas personas tristes o deprimidas terminan suicidándose, esto es fundamental para entender que los recursos personales, como la capacidad para resolver problemas, la autoestima y seguridad en si mismo, junto a una personalidad bien integrada son elementos importantes en que apoyarse para salir adelante.

Así mismo, las personas con mas habilidades sociales tienen mas facilidades de recuperarse, el entorno laboral e identificarse con el trabajo ayuda, la familia puede brindar contención emocional, lo mismo las amistades.

Recomendación para personas deprimidas

Una recomendación para las personas deprimidas en esta época del año, es recordar las cosas positivas que sucedieron este año y no centrarse en lo negativo. Las personas mas melancólicas tienden a ver el lado negativo de las cosas y las relaciones, generando así una sensación de vacío.

El uso de fármacos para el tratamiento de la depresión, no son la única solución, la persona debe apoyarse con las terapias psicológicas para recibir una atención integral. Por lo mismo, si la persona esta sintiendo todos los síntomas dichos anteriormente, tristeza, insomnio, negatividad, sensación de agobio, incapacidad de concentrarse, consumo elevado de alcohol o drogas, soledad y aislamiento, debería consultar tanto a un psiquiatra como psicólogo.

A veces la persona no consulta, pero en su entorno perciben que esta distinta, “bajoneada”, que no es la misma, deberían conversar con ella, sugerirle o llevarla directamente al psicólogo, antes que sea demasiado tarde.

Cecilia Williamson

Me presento, soy Psicóloga Clínica de la Universidad Católica, me especialicé en niños, adolescentes y familias. Luego incorporé el trabajo con adultos. Llevo ejerciendo mi práctica clínica por 26 años. Mi trabajo se centra en una terapia vincular centrada en el paciente, ofreciendo apoyo y contención, sobretodo en esta época de pandemia que nos tiene confinados en nuestras casas, provocando angustia e incertidumbre. Este confinamiento obligado nos hace sentir deprimidos, temerosos, inseguros respecto al futuro, aumentando a su vez los conflictos al interior de la casa. Mi propuesta es acompañarte en este difícil momento que estas viviendo, para que no te sientas sola(o).

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar